martes, 12 de julio de 2011

¡Cuidado con el misticismo! (Beware Mysticism!)– Predicación Escrita – Pst. Sugel Michelen – Parte 3 de 4



Mi hermano déjame decirte esto; y nosotros estamos viviendo en tiempos donde a través de la internet, entramos en contacto con un montón de ministerios, déjame decirte esto, mi amado hermano, mi amada hermana, tú quieres crecer en tu vida espiritual, bueno en vez de estar buscando experiencias extraordinarias, aférrate a Cristo, eso es lo que el texto dice: «No haciéndose de la cabeza» aférrate a Cristo, Cristo es el todo suficiente Salvador que suple a su iglesia, todo lo que su iglesia necesita, Cristo + nada es igual a Todo, es en virtud de nuestra unión con Cristo como cabeza, de nuestra dependencia en Cristo que «todo el cuerpo nutriéndose, y uniéndose por las coyunturas y ligamentos» dice en el versículo 19 «crece con el crecimiento que da Dios».

¿Ven ustedes el proceso que Pablo está planteando aquí? Cada creyente debe aferrarse a Cristo, debe alimentarse de Cristo, debe depender enteramente de Él y de lo que Él hizo en la cruz del calvario, y ¿Qué va a suceder cuando este hermano que se está nutriendo de Cristo entra en contacto con sus hermanos en la fe? Que él va a traspasarles lo mismo que el recibe de su Señor, y de esa manera el cuerpo crece, con el crecimiento que da Dios. Ese es el mismo proceso que vemos en Efesios capítulo 4 versículos 2 en adelante: «El mismo constituyo a unos apóstoles, a unos profetas, a otros evangelistas, a otros pastores y maestros» ¿Para qué? Para que estos pastores y maestros equipen a los santos, para que los santos hagan la obra del ministerio, la edificación del cuerpo de Cristo, para que ya no seamos niños fluctuantes (…) cada creyente actuando en el cuerpo, en su conexión con otro, como dice el versículo 16 de Efesios 4 «Cada uno según el don que ha recibido del Señor». Es de esta manera mis hermanos, y no a través de experiencias extraordinarias que el cuerpo crece con el crecimiento que da Dios.

Vamos por un momento a Juan capítulo 15, saben que mis hermanos, es más fácil alegar que tenemos experiencias místicas extraordinarias que tener una verdadera comunión con el Señor Jesucristo. Es muy fácil hablar, es muy fácil dar nuestro testimonio, y los creyentes dicen: « ¡huao! yo tengo que estar muy mal porque a mí nunca me ha pasado eso». Recuerdo en nuestros primeros años de convertido, Erick se va a recordar de esto, había un hermano en la iglesia donde nosotros nos congregábamos que él decía: «mire hermano, después que uno tiene como 5, 6 días ayunando es que uno comienza a ver ángeles» y no digo yo ver ángeles, con esa hambre cualquier cosa. Mis hermanos es muy fácil es hablar, es muy fácil hacer gala de experiencias supra-terrenales, lo difícil es tener comunión con Cristo, como Cristo mismo lo define aquí.

Juan capítulo 15 versículo 4 «permaneced en mí, y yo en vosotros, como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, sino permanece en la vid, así tampoco vosotros sino permanecéis en mí, yo soy la vid, vosotros los pámpanos, el que permanece en mí, y yo en él, este lleva mucho fruto, porque separados de mi nada podéis hacer, permanezcan en mí, y yo permanezco en vosotros» y eso va a producir frutos, y yo ya me imagino algunos hermanos acá en la iglesia pensando «pastor, todo esto me suena muy bonito, pero demasiado abstracto» ¿Cómo yo llevo esto a la práctica? por lo que dejemos que el mismo Señor Jesucristo responda esta pregunta, versículo 7 «si permaneced en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis y os será hecho» permaneced en Cristo no es otra cosa que permanecer en la palabra de Cristo.

John Piper lo dice mejor que yo, así que yo lo voy a citar a él, dice Piper «Esto significa» escuchen hermanos, porque si hay algo crucial en todo lo que voy a decir en esta mañana es esto «esto significa que nosotros le damos la bienvenida a Jesús en nuestras vidas, y hacemos un lugar para Él en nosotros, no como un huésped silencioso, sin opiniones ni mandamientos, sino como un huésped autoritativo, cuya opiniones nos importan más que cualquier otras y cuyos mandamientos son nuestras leyes de vida» y luego añade «Cristo en nosotros es intercambiable con su palabra morando en nosotros, porque Cristo nunca viene a la vida de alguien sin sus perspectivas autoritativas de las cosas» si el permanece en nosotros sus perspectivas permanecen, si Él permanece en nosotros sus prioridades permanecen, si Él permanece en nosotros sus principios permanecen, si Él permanece en nosotros sus promesas permanecen, si Él permanece en nosotros sus mandamientos permanecen. En resumen cuando Cristo permanece en nosotros su palabra permanece en nosotros.

Mis hermanos, cuando nosotros memorizamos la palabra de Dios, y al actuar en cada aspecto de nuestras vidas consultamos esa palabra de Dios, no estamos simplemente tomando en cuenta un código antiguo de conducta, memorizar la Biblia no es como memorizar el teorema de Pitágoras, no, nuestro Señor Jesucristo está vivo, y su palabra que Él nos dejo es una palabra viva, permanecer en Él no es otra cosa que interactuar con Él en nuestra vida diaria, tomando en cuenta sus opiniones por medio de su palabra, porque sigue pensando hoy exactamente lo mismo que pensaba cuando la inspiro. Expresar algo como esto constantemente en nuestras vidas «Señor, tú dices esto en tu palabra acerca de tal o cual asunto, gracias porque no me dejaste en la oscuridad con respecto a esto, gracias por haber traído este texto a mi memoria en esta disyuntiva de mi vida, ayúdame tu a obedecerte a ti, y a creer que tus caminos son infinitamente mejores que los míos, Señor ayúdame a recordar en todo momento que tu viniste para que tengamos vida, y vida en abundancia, Señor inclina mi corazón a la obediencia para que pueda disfrutar de esta vida abundante que tu viniste a darme»

Eso es permanecer en Cristo, tener comunión con Cristo, en cada situación de la vida, eso no tiene nada que ver con una experiencia mística, eso no tiene que ver con entrar en una especie de trance contemplativo que nos desconecta de la realidad. No mis hermanos, no son visiones lo que necesitamos para tener una vida espiritual más plena y profunda, no es perdernos en las tinieblas divinas por medio de una perfecta ignorancia, no mis hermanos, lo que nosotros necesitamos es empaparnos de la palabra de Dios, cuyo centro es la persona de Cristo. Eso es exactamente lo que Pablo dice a los Colosenses, más adelante en el capítulo 3 versículo 16 «la palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría, cantando con gracia en vuestros corazones al Señor, con salmos, con himnos y canticos espirituales»

Vayan conmigo un momentico a Segunda a los Corintios capítulo 3, este texto hermanos es fascinante, es un texto complejo así que déjenme darles el contexto antes de leer el texto; Pablo está hablando aquí comparando el antiguo pacto revelado a través de Moisés, con el nuevo pacto que Cristo vino a traer, recuerden que cuando Moisés subió al monte y estuvo cuarenta días en la presencia de Dios, cuando él bajo su rostro brillaba de tal manera que Moisés tuvo que ponerse un velo, porque los hijos de Israel estaban asustados. El Apóstol Pablo toma esta imagen de Moisés con un velo y dice Pablo «todavía al día de hoy, cuando los judíos leen el antiguo pacto, leen el antiguo testamento tienen ese velo delante de sus ojos» y precisamente por eso, ellos pueden leer el antiguo testamento, cuyo tema central es Cristo y aun así no ver a Cristo, pero ahora dice Pablo, versículo 16 «pero cuando se conviertan al Señor, el velo se quitará» ellos van a poder ver a Cristo en la paginas del Antiguo testamento como fue la intención de Dios, versículo 17 «Porque el Señor es el Espíritu y donde está el Espíritu del Señor allí hay libertad, por tanto nosotros todos mirando a cara descubierta ya no tenemos un velo, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen como por el Espíritu del Señor»

¿De qué está hablando Pablo ahí? Así ahora nosotros que si tenemos el entendimiento correcto, porque el Señor, el Espíritu Santo abrió nuestro ojos, podemos ver a Cristo en la Escritura, el espejo del que Pablo está hablando allí, recuerden que los espejos en aquella época no eran como los de ahora, donde ustedes se ve perfectamente, era bronce bruñido, la imagen no era tan clara, Pablo dice «nosotros ahora podemos en esta Biblia, podemos aun leer el antiguo pacto sin en el velo, y ver a Cristo en la Biblia, y en la misma medida en que nosotros contemplamos a Cristo en la Biblia, somos transformados por el Espíritu de Dios de gloria en gloria, cada vez más parecidos al glorioso Señor y Salvador» pero ¿Cómo? A través de la Biblia. Por eso alguien decía que cuando nosotros venimos a la iglesia, debemos quitarnos el sombrero pero no la cabeza. Debemos quitarnos el sombrero no la cabeza, nosotros nos acercamos a Dios y tenemos comunión con Él por medio de su verdad revelada, y su Palabra se entiende con el intelecto. Desde allí esa palabra debe gobernar todo nuestro ser, incluyendo nuestra voluntad, incluyendo nuestras emociones.


Continúa…


Primera ParteSegunda Parte – Tercera Parte – Cuarta Parte

ESCUCHAR ONLINE



DESCARGA LA CONFERENCIA EN AUDIO MP3


IMPORTANTE:

Nuestro deseo no es que conozcan a un predicador en particular, sino que vean claramente que las respuestas se encuentran en la Biblia, por eso debemos leerla, meditarla y vivirla cada día, pues nuestra fe no debe estar basada en las afirmaciones de un predicador, sino en la Palabra de Dios, la cual es invariable (Jn. 5:39, Mat. 22:29, ) y sigamos el ejemplo de los cristianos de Berea (Hch. 17:11).

Ademas cualquier link de descarga que aparezca con error, por favor informar en los comentarios. Les recomiendo leer la entrada "Como descargar los archivos de Mediafire? Tutorial", para descargar manualmente, o consulta "Descarga facilmente los archivos Mediafire con el Gestor Mipony (Automatico) - Tutorial" .