domingo, 18 de septiembre de 2011

¡Cuidado con el misticismo! (Beware Mysticism!)– Predicación Escrita – Pst. Sugel Michelen – Parte 4 de 4



De manera mis hermanos que el misticismo no solo es una forma equivocada de relacionarnos con Dios, es una práctica peligrosa, que nos aleja de Él, y que impide nuestro crecimiento espiritual.

Lo triste de todo esto es que esto sigue siendo una plaga a un en muchas iglesias evangélicas en el día de hoy, mis hermanos me preocupa, me duele ver como muchos que profesan ser cristianos están practicando una especie de misticismo evangélico, sin darse cuenta, en la misma medida en que el estudio de la palabra de Dios decae en la iglesias, y la manipulación emocional aumenta, en esa medida los creyentes comienzan a sustituir la verdadera comunión con Dios, por una experiencia mística, que embota nuestro entendimiento y produce la sensación engañosa de haber estado en contacto con el Dios del universo.

El Señor Jesucristo dijo claramente en Juan capítulo 4 que los verdaderos adoradores adoran a Dios en espíritu y en verdad, dónde el espíritu no está involucrado, allí no hay adoración, pero lo mismo podemos decir cuando la verdad no ocupa un lugar central, pensemos un momento en el tipo de alabanza que se usa en muchas iglesias hoy día, y Dios sabe que yo no estoy diciendo por el simple hecho de criticar lo que otros hacen, le decía a uno de los pastores, normalmente cuando yo predico en la iglesia, yo no estoy consciente de que esto va a salir por la internet, y de que otros lo van a escuchar, pero esta vez estoy muy consciente de eso, y aun estoy orando porque yo no sé a dónde puede llegar este mensaje, yo no estoy diciendo por el simple animo de criticar, sino para dar un voz de alerta sobre una práctica que yo creo que está siendo un daño enorme en ciertos contexto eclesiásticos.

Pablo dice en Colosenses capítulo 3 versículo 16 que acabamos de citar, que los himnos y canticos espirituales que cantamos en la congregación deben ser un vehículo para que la palabra de Cristo more en abundancia en nosotros. Pero muchas iglesias han desechado casi por completo los himnos con un serio y profundo contenido bíblico y lo han sustituido por breves coros de cuatro o cinco líneas de contenido muy vago, de contenido muy superficial, que se repite una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez. (…) seven eleven como esa cadena Norteamérica, son siete líneas que se repiten once veces, yo pregunto hermanos acaso ¿No tendrán ese mismo efecto que los mantras en el yoga, y en la religiones orientales? Y si a todo eso le sumamos una música también repetitiva, el peligro se potentisa, es todavía mayor como dice una autor cristiano, aun una frase extraída de la biblia, como «Jesús ten misericordia de mí que soy pecador» cuando se repite un montón de veces, no es más que una vana repetición, y las vanas repeticiones violan la ley de Dios, no tomaras el nombre del Señor en vano.

Mis hermanos la biblia prohíbe el uso de mantras en nuestras oraciones, en Mateo capítulo 6 versículo 7 Cristo dice llorando «no uséis vanas repeticiones como los gentiles que piensan que por su palabrería serán oídos» esas vanas repeticiones no son solamente vanas, son peligrosas, sea orando, sea cantando, son peligrosas porque a la larga pueden embotar el entendimiento, y producir personas incapaces de digerir la carne de las Escrituras, e incluso indisponernos contra eso tipo de enseñanzas serias y profundas.

Pero no solamente eso ese tipo de rebato emocional, que suele producir ese tipo de alabanza es altamente adictivo ¡créanme! Es altamente adictivo, hace que las persona vayan a la iglesia no para ser instruidos por la palabra de Dios que es viva y eficaz, y a través de la cual nosotros tenemos comunión con Cristo sino para volver a estimular las emociones, y el culto fue bueno, fue malo dependiendo de cuanto el predicador y los himnos pudieron hacer eso, no importa si se enseñó la palabra o no, no, no «yo no sentí la presencia de Dios, y yo fui a la iglesia a sentir la presencia de Dios» yo sé que yo he puesto este ejemplo muchas veces, pero imagínese aun mujer cuyo novio le va a dar una serenata, y a ella le fascinan las canciones de Armando Manzanero, pero él le lleva una serena con canciones de Luis Miguel, y ella le dice: «Mi amor tu sabes que a mí no me gusta Luis Miguel, a mí me gusta Manzanero» «si pero el que me pone romántico a mi es Luis Miguel» «¿Entonces tu viniste aquí a ponerte romántico o darme un serenata a mí?»

Mis hermanos nosotros no venimos a la iglesia a sentir que adoramos, nosotros venimos a la iglesia a adorar, y por supuesto yo debo sentir que adoro cuando adoro, pero eso es una consecuencia de lo otro, nosotros venimos a la iglesia a darle gloria a Dios, y a adorar a Dios, y alabar a Dios, como Él quiere que se le adore y se le alabe.

¿Estoy diciendo con esto que nuestra comunión con Dios las emociones no juegan ningún papel? ¡Por supuesto que no! Y las personas que me conoce saben que yo soy muy emotivo, pero yo no estoy diciendo eso, solo basta con leer los Salmos para convencernos de que la relación del creyente con Dios, puede alcanzar niveles emocionales muy intensos, pero esas emociones son producidas por el entendimiento de quien es Dios, por el entendimiento de lo que Él ha hecho por nosotros en Cristo, no porque sea preparado un ambiente propicio para que se produzca ese tipo de respuesta emocional. ¿Por qué nos emocionamos al cantar? Ante el Trono Celestial (1), que por cierto no es un himno nuevo, la autora de este himno Charitie Lees Bancroft vivió entre el 1841 y 1923, ahora ¿Por qué nos emocionamos cantando este himno? Por las verdades evangélicas que expresa:

Ante el trono celestial
Él intercede hoy por mí
Gran sacerdote es Jesús
Quien por siempre vivirá

Y en sus manos por su amor
Mi nombre ya grabado esta
Y mientras en el cielo
Él este
Nada de Él me apartara
Cuando he caído en tentación

Y de sentir condenación

Mirando al cielo encontrare

Al inocente quien murió

Y por su muerte el Salvador

Ya mi pecado perdono

Pues Dios el justo acepto

Su sacrificio hecho por mí

He ahí el cordero redentor

Quien al morir resucito

El inmutable gran YO SOY

El rey de gloria, y majestad

Unido a Él no moriré

Pues con su sangre me compro

Mi vida escondida esta

En Cristo Dios y Salvador


A esto yo sí puedo decir Amén, queridos hermanos, y con esto ya concluyo, lo opuesto al misticismo no es una frialdad cerebral, yo voy a repetir y subrayo, lo opuesto al misticismo, no es una frialdad cerebral, sino una verdadera, deleitosa y profunda comunión con Cristo. Eso es lo que Pablo está planteando aquí, es precisamente por eso que el misticismo es tan dañino y tan peligroso, porque impide el desarrollo de ese tipo de comunión con nuestro Salvador, a la vez que produce la sensación engañosa de intimidad con Él. Mis hermanos que Él Señor como iglesia los ayude a empaparnos cada vez más de su palabra, pero no como un mero ejercicio intelectual, sino como un vehículo para permanecer en Cristo, descanso conscientemente en su obra de salvación, procurando conscientemente hacer su voluntad, para poder disfrutar de la vida abundante que el compro para nosotros en la cruz del calvario.

Y si tu estas aquí sin Cristo, solo quiero decirte mi amigo que no trates de alcanzar esa vida fuera de Él y de su obra redentora, lo que tú necesitas no son experiencias místicas más profundas, si eres una persona religiosa, lo que tú necesitas no son fuertes experiencias sensoriales, si eres el tipo de persona que vive de espaldas a la religión, no, lo que tú necesitas es reconciliarte con Dios, al cual tú has ofendido por causa de tus pecados, y eso solo es posible aceptando por fe el precio que Cristo pago en la cruz del calvario, para salvar a pecadores como tú y como yo. Él murió como un criminal, siendo inocente para que pecadores culpables pudiesen ser absueltos ante la justicia divina, la salvación es por gracia mi amigo, por medio de la fe, porque ya hubo alguien que pago por ella, pero tienes que confiar plenamente en Él para apropiarte de esa gran salvación, y así poder disfrutar el privilegio de tener comunión, intimidad con ese gran Salvador.

No demores en arreglar tus cuentas con Él mi amigo, porque todavía estas a tiempo, el Señor bendiga hoy su palabra, produciendo frutos abundantes en esta iglesia, tanto en el corazón de los creyentes como en el corazón de los incrédulos.

Padre te damos gracias, oh Señor por habernos dado en esta mañana el privilegio de predicar tu palabra, de explicar tu palabra, de exaltar al Cristo que se revela en tu palabra, Oh Señor ayúdanos a aferrarnos a Él, ayúdanos a alimentarnos de Él para que esta iglesia pueda continuar nutriéndose por todas las coyunturas y ligamentos que conectan a un miembro con el otro, para que nosotros podamos seguir experimentando el crecimiento que tu das. Señor mira también aquellos que están desconectados del Salvador, aquellos que no han venido a Cristo arrepentidos de sus pecados, confiando únicamente en Él para salvarse, ten misericordia Señor, ven y derrama tu espíritu, entra en nosotros, derrama arrepentimiento y fe, y que haya una gran cosecha de salvación en esta misma hora en este lugar, para la gloria, la honra y el honor, de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo, Amen.


_______________
(1)




Primera ParteSegunda ParteTercera Parte – Cuarta Parte

ESCUCHAR ONLINE



DESCARGA LA CONFERENCIA EN AUDIO MP3


IMPORTANTE:

Nuestro deseo no es que conozcan a un predicador en particular, sino que vean claramente que las respuestas se encuentran en la Biblia, por eso debemos leerla, meditarla y vivirla cada día, pues nuestra fe no debe estar basada en las afirmaciones de un predicador, sino en la Palabra de Dios, la cual es invariable (Jn. 5:39, Mat. 22:29, ) y sigamos el ejemplo de los cristianos de Berea (Hch. 17:11).

Ademas cualquier link de descarga que aparezca con error, por favor informar en los comentarios. Les recomiendo leer la entrada "Como descargar los archivos de Mediafire? Tutorial", para descargar manualmente, o consulta "Descarga facilmente los archivos Mediafire con el Gestor Mipony (Automatico) - Tutorial" .